Los animales vertebrados en España ya no serán considerados como «objetos» en los litigios civiles gracias a una nueva ley aprobada por el Congreso de los Diputados de España que amplía el estatus de «seres sintientes» ya presente en el Código Penal español en el Código Civil español.  

La ley, que ya había sido aprobada por el Senado, solo fue votada en contra por el partido de extrema derecha Vox. Esta modifica el Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, para abordar la contradicción de que los animales son considerados seres sintientes en los procesos penales, pero no en los litigios civiles como los de divorcio. A partir de ahora, los animales de cualquier especie vertebrada no pueden ser considerados como meros «objetos» en el caso de divorcio o separación, y ya no pueden ser incautados, abandonados, maltratados o separados de uno de sus tutores, sin que se tenga en cuenta su bienestar y protección. Esta reforma afectará a las aproximadamente  30.000 parejas casadas con animales de compañía que se divorcian anualmente  en España.

Ahora será ilegal vender un animal en caso de divorcio si ambos miembros de la pareja no están de acuerdo, y la ley permite a los jueces no dar la custodia compartida de los niños cuando hay una sentencia por maltrato animal. Con la aprobación de la nueva ley, quien encuentre un animal debe entregarlo a su tutor siempre y cuando no haya indicios fundados de maltrato o negligencia. 

María González Lacabex, de INTERcids, organización especializada en la protección legal de animales, dijo a El País:  “Se da un paso adelante y se dice que en separaciones y divorcios se decidirá el régimen que se va a aplicar a los animales, teniendo en cuenta no solo los intereses de los humanos, sino del animal”. Juantxo López de Uralde, diputado de Unidas Podemos, también dijo: “Es una victoria moral en un país donde 200.000 animales son abandonados cada año”.

Los animales no humanos ya fueron reconocidos como seres sintientes en todos los países de la UE, ya que esto forma parte del Tratado de Lisboa, pero cada país ha adoptado diferentes enfoques sobre cómo incorporar esto en su legislación nacional. España lo hizo de manera incompleta, ya que sólo lo hizo en materia de derecho penal. En diciembre de 2021, tras cinco años de debate, España ha corregido el error y también ha añadido este reconocimiento en el derecho civil. Sin embargo, esto solo afecta a animales vertebrados, como mamíferos, aves o reptiles. Otros países reconocen a algunos invertebrados como seres sintientes (por ejemplo, pulpos, langostas, etc.) pero España aún no lo ha hecho.