Científicos en Rusia han desarrollado un nuevo sistema de pruebas de nanomedicina basado en hojas de plantas. El uso de esta nueva solución podría reducir las pruebas con animales. Basado en una hoja de espinaca, este sistema utiliza la estructura vascular de la hoja con todos los cuerpos celulares eliminados, excepto sus paredes, para imitar las arteriolas y capilares del cerebro humano. Células humanas se pueden poner en este andamio, y luego se pueden probar medicamentos en ellas, lo que reduce la necesidad de probarlas en animales o reduce los efectos negativos que pueden causar si todavía se usan animales.

Científicos del Instituto SCAMT de la Universidad ITMO en San Petersburgo publicaron su estudio en Nano Letters. Dicen que tanto los tratamientos tradicionales como los nanofarmacéuticos se pueden probar con este modelo basado en plantas, y ya lo han utilizado para simular y tratar la trombosis.

Aleksandra Predeina, investigadora de la Facultad de Biotecnología del ITMO y coautora del artículo, dijo a Science X“Queremos llamar la atención de la comunidad científica sobre el problema del uso irracional de animales de laboratorio. Actualmente, solo tienen que probar una nueva sustancia en cultivos celulares antes de continuar con los ensayos en animales. Creo que esto es incorrecto: necesitamos otra etapa entre estos dos que identifique defectos y proporcione margen de mejora en las drogas, salvando así la vida de muchos animales. Tal vez los modelos basados en plantas sirvan como esta etapa intermedia”.

Aunque ha habido avances en varios países en la prohibición de pruebas en animales para cosméticos (como recientemente en Colombia,  Nueva Jersey y México), las pruebas para la investigación biomédica todavía están muy usadas. Se han desarrollado muchas alternativas, pero los científicos y las organizaciones reguladoras tardan mucho tiempo en confiar en ellas. Cualquier nueva alternativa aumenta la presión para abandonar de una vez por todas los modelos animales que han demostrado ser poco fiables y muy defectuosos.  

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.