116 Shares

Un ganadero turco ha comenzado a usar un dispositivo de realidad virtual experimentado en Rusia en 2019 para obligar a vacas cautivas a producir más leche engañando sus sentidos. El dispositivo se coloca en las cabezas de las vacas impidiéndoles usar sus ojos para mirar a su alrededor. En cambio, se ven obligadas a ver imágenes producidas por una computadora. Izzet Koçak, el ganadero turco, ha dicho que normalmente obtiene un promedio de 22 litros de leche por día de cada una de las 180 vacas en su granja, pero con el dispositivo, ahora producen hasta 27 litros. Dijo que ahora también usa dispositivos acústicos para transmitir música, por lo que las vacas también tienen sus sentidos auditivos interferidos.

Según el Ministerio de Agricultura y Alimentación de la Región de Moscú, el prototipo desarrollado en 2019 podría ser una solución potencial para los problemas actuales en la producción de leche (es decir, no hay suficiente leche por vaca). Las condiciones ambientales tienen un grave impacto en la salud de las vacas, lo que puede cambiar el rendimiento general y la calidad de la leche. Por lo tanto, la idea es que, mediante el uso de un dispositivo que engaña a las vacas para que crean que están en un entorno diferente, los terribles efectos de las horrendas condiciones que se ven obligadas a vivir en las granjas pueden mitigarse. 

Los investigadores involucrados en el diseño de los dispositivos, y los granjeros que los están probando con vacas reales en granjas, parecen creer que los resultados tienen algo que ver con una reducción del estrés, pero esto puede ser solo una forma de hacer frente a la comprensión de lo poco éticas que pueden ser sus actividades. Izzet Koçak dijo al noticiario turco Anadolu Ajansi que el dispositivo simula varios pastos verdes y las vacas sienten que están afuera. No explicó cómo sabe lo que sienten las vacas, o el efecto del dispositivo en las vacas cuando les quitan sus terneros al nacer. No está claro si el granjero ha utilizado el dispositivo cuando las vacas madres están buscando desesperadamente a sus terneros, o si planea probar dispositivos similares para terneros estresados cuando están llamando a sus madres ausentes (tal vez mostrándoles una imagen de ellas).  Son asombrosos los extremos a los que la agricultura animal está dispuesta a llegar para combatir el cambio gradual de la humanidad hacia el mundo vegano. 

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.