Según un informe oficial, un pequeño zoológico de la ciudad de Santander, en el norte de España, está incumpliendo la ley al no cumplir con algunas de las disposiciones de la legislación regional de zoológicos. El informe filtrado señala que el bienestar de los animales en Minizoo, en el Parque de la Magdalena (ubicado en una pequeña península), no es «muy óptimo». Algunos de los contenidos del informe, que aún no se han hecho públicos en su totalidad, han sido publicados por la organización sin fines de lucro Infozoos

Algunas de las deficiencias detectadas fueron la falta de enriquecimiento ambiental, áreas de descanso inadecuadas, problemas con el sistema de filtración de agua, bombas y arena, la falta de programas de educación, conservación e investigación, señalización deficiente, falta de protocolos y problemas con el sistema de informatización y capacitación del personal. El comité de expertos que inspeccionó el zoológico (cuyos nombres aún no se han hecho públicos) presentó un informe al Ayuntamiento de Santander, que lo está estudiando. Parece que, a pesar de las deficiencias encontradas, el Ayuntamiento, propietario del zoo, ha decidido continuar con su mantenimiento y mantenerlo abierto. Los funcionarios del zoológico declararon que están llevando a cabo mejoras para abordar los problemas identificados. 

Margarita Rojo, consejera de Medio Ambiente, explicó en el Pleno de enero que han contactado con varios zoos para investigar el posible traslado de los animales. Sin embargo, aunque reubicar individuos más jóvenes es relativamente fácil, sería más difícil con animales ancianos. El concejal Miguel Saro dijo: “Según la información revelada por InfoZoos, el informe indica que algunos aspectos de las instalaciones no cumplían con la Ley de Zoológicos y que el bienestar de los animales no era el más óptimo. Nos preguntamos si la demora del informe se debe a este hecho y al hecho de que el equipo de gobierno prefiere hacer algunos cambios en lugar de admitir estas deficiencias”.  Una vez más, los actuales sistemas de licencias e inspección de zoológicos no parecen ser adecuados para cerrar zoológicos de mala calidad. Un alto precio que todos los animales mantenidos cautivos en ellos tienen que pagar. 

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.