El gobierno de España ha propuesto un nuevo proyecto de ley de protección animal que prohíbe el uso de animales salvajes en circos, peleas de gallos y el tiro al pichón, y que cambiaría la naturaleza de los zoológicos. El proyecto de ley, llamado Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales, también incluye sanciones más severas para cualquier persona que maltrate a cualquier animal vertebrado y estipula que los animales domésticos de compañía no pueden ser matados a menos que sea por razones sanitarias o de salud. Si el proyecto de ley es aprobado por el Congreso de España, los perros, gatos y hurones no podrían venderse en tiendas de mascotas, los guardianes de animales tendrían que tener una identificación oficial para sus animales, y los criadores tendrían que estar inscritos en un registro oficial. Las penas por maltratar a un animal serán de hasta dos años de prisión si el animal fallece y de hasta tres años si hay más de una circunstancia agravante. Los jabalíes, que no han estado cubiertos por las regulaciones anteriores, recibirán cierta protección si el proyecto de ley se aprueba sin enmiendas. Sin embargo, no hay ningún cambio con respecto a las corridas de toros, la experimentación con animales o los animales de la industria agrícola, lo que decepcionará al movimiento de protección animal (aunque se pueden presentar enmiendas sobre esos temas). 

Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, dijo: Esta primera ley de derechos animales nos hace más humanos al acabar con la impunidad de los maltratadores, con penas de cárcel y multas que podrán llegar a los 200.000 euros…La gran mayoría de nuestra sociedad cuida, quiere y respeta a los animales y queremos que nuestro país tenga una legislación a su altura”

Si se aprueba el proyecto de ley, todos los zoológicos y delfinarios tendrán que convertirse en «centros para la recuperación de especies nativas», pero queda por ver si esta conversión será real o solo de nombre. Cuando la legislación en varios países comenzó a imponer requisitos de conservación a los zoológicos, muchos zoos encontraron formas de continuar exhibiendo animales salvajes por entretenimiento pretendiendo hacer un trabajo de conservación significativo. Pero fingir que un animal es nativo del país si no lo es puede ser más difícil.

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.