388 Shares

El domingo 14 de agosto de 2022, un camión que transportaba alrededor de 200 cerdos a su sacrificio en un matadero se estrelló en la autopista Acatepec, en las afueras de la Ciudad de México. Los primeros activistas veganos llegaron a la escena alrededor de las 7 de la tarde, tratando de rescatar a los sobrevivientes. 

Activistas de CDM MX Animalsave presentes en el lugar del accidente dijeron en Instagram: “Cuando llegamos, vimos mucha sangre. Los cerdos gritaban y pedían ayuda, mientras que los trabajadores del rancho los mataban y desmembraban, frente a las autoridades que no hacían nada. Rogamos a la policía que parara las matanzas, pero no ayudaron en absoluto. Prefirieron que los trabajadores agrícolas mataran a los animales en lugar de liberarlos en un santuario”.

Alrededor de 50 activistas de varios grupos de protección animal llegaron al lugar con vehículos, y trabajaron juntos para salvar a algunos de los sobrevivientes, a pesar de la desaprobación de las autoridades presentes. Un santuario llamado Seres Libres accedió a dar cobijo a 16 de los cerdos, por lo que los llevaron allí. Hasta el momento, 15 siguen vivos en el santuario, que escribió lo siguiente en una publicación de Instagram el 19 de agosto: ” Cada cerdito ha sido revisado, en este momento se encuentran con un tratamiento porque el estrés del accidentes bajó sus defensas. Pedimos un parte médico para que todos estén al tanto. Hay otra parte que no podemos hacer pública por cuestiones legales con fines de ayudar a los cerdos. Los veterinarios nos dejaron algunas recomendaciones, que están siendo subsanadas”.

CDM MX Animalsave declaró que “Es muy triste saber que este incidente fue la única salida para 16 individuos, pero por ahora seguiremos luchando hasta que ningún animal tenga que pasar por una tragedia así para encontrar su libertad”.

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.