El sábado 8 de octubre de 2022, los activistas de Direct Action Everywhere Wayne Hansen Hsiung y Paul Darwin Picklesimer fueron declarados inocentes de todos los cargos relacionados con el rescate  de dos lechones enfermos, Lilly y Lizzie, de Circle Four Farms en Milford, condado de Beaver, Utah, EE.UU. en marzo de 2017. Ambos habían sido acusados de dos cargos graves de robo de tercer grado, y otro cargo de robo menor de clase B. En el juicio, el juez del distrito 5 Jeffrey Wilcox desestimó uno de los cargos de robo contra cada uno de ellos, y el jurado encontró a los acusados no culpables de cada uno de los otros cargos. Inicialmente, cinco activistas por los derechos de los animales fueron acusados, pero tres de ellos llegaron a acuerdos de culpabilidad antes de que comenzara su juicio en St. George.

Mary Corporon, quien representó a Picklesime, argumentó que cada uno de los cargos de robo era específico de un edificio, y como los dos acusados no esperaban ver lechones en un establo de gestación, no habrían estado entrando en el establo con la intención de robar. A pesar de todos los intentos de los acusados de dar testimonio de las condiciones en que se mantenían los animales, el video que mostraba a Hsiung tomando los cerdos (al final de este artículo) no se permitió que fuera mostrado en el juicio  (lo que hizo que se discutiera durante la última audiencia la posibilidad de anular el juicio). Las anteriores órdenes judiciales preliminares prohibieron a ambas partes que hablaran sobre las condiciones generales de los animales en la granja. Hsiung se representó a sí mismo, y en el interrogatorio, admitió haber tomado los lechones, pero dijo que no fue un robo porque tomó lechones que no tenían ningún valor para Smithfield. Él dijo: “No estábamos allí para ser ladrones… estábamos allí solo para ayudar a los animales moribundos”.

Este veredicto es otra buena noticia para el derecho de rescate y un golpe fuerte a las infames leyes de mordaza agrícolas que se han aprobado en varios estados. En 2012, una ley de mordaza en Utah hizo ilegal hacer una investigación encubierta que expusiera el abuso animal en instalaciones agrícolas, pero el 7 de Julio de 2017, esa ley fue declarada inconstitucional por el juez de distrito estadounidense Robert Shelby. Además, el 26 de septiembre de 2022, la jueza de distrito estadounidense Stephanie Rose anuló la tercera ley de mordaza de Iowa que intentaba criminalizar el uso de cámaras para investigar instalaciones de animales. Parece que el poder judicial de los Estados Unidos está empezando a cambiar la marea del lobby de la agricultura animal. 

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.