Un hombre que entró en un parque mexicano y mató a 32 ciervos cautivos con perros bajo su control ha sido acusado por fiscales en Puebla, en el centro de México. El 12 de octubre de 2022, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que el 6 de junio, el hombre, solo nombrado Ricardo N,  entró en el corral en el Volcanic Park, en San Juan Arcos Ojo de Agua, dentro del municipio de Chalchicomula en las faldas del volcán Pico de Orizaba, con varios perros de diversas razas y les animó a morder a los venados hasta que todos los 32 murieron.

La ley del estado de Puebla establece penas de prisión de cuatro a ocho años por delitos de maltrato animal que resulten en la muerte del animal. Un juez fijó la fianza para el acusado y le ordenó que no abandonara el estado, se acercara a testigos o fuera a las instalaciones del parque. También le ordenó que firmara periódicamente con las autoridades. 

El Volcanic Park es un parque temático de naturaleza y aventura que, teóricamente, está destinado a educar sobre el medio ambiente alrededor de la montaña más alta de México. Sin embargo, es una atracción turística, con más de 30 actividades que van desde una granja de animales, un pequeño aviario, un terrario con reptiles, y un «refugio» de venados. Por lo tanto, es de hecho un zoológico que mantiene cautivos a muchos animales, y parece que los venados muertos también se mantuvieron cautivos en un corral. Si ellos hubieran estado libres, muchos podrían haber escapado del ataque de los perros, por lo que uno debería preguntarse si los dueños del parque podrían haber sido negligentes por no proporcionar suficiente seguridad a los animales que mantienen. Este es otro ejemplo de cómo los zoológicos, ya sean pequeños en una ciudad o más grandes en el campo, no son lugares seguros para los animales

Jordi Casamitjana
“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.