El director de un zoológico en el estado de Guerrero, en el sur de México, fue despedido tras la detección de presuntas irregularidades en el manejo de algunos animales, incluida la matanza de algunos de los animales cautivos para alimentar a los trabajadores del centro. Según Fernando Ruiz, jefe de la Secretaría de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente del Estado, José Nava, ex director del Zoochilpan que opera en la ciudad de Chilpancingo, supuestamente hizo matar y cocinar cuatro de las cabras pigmeas del zoológico para ser servidas en una fiesta de Año Nuevo para los trabajadores. 

Ángel Almazán Juárez, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la región, anunció a la prensa que el director fue destituido por presuntas irregularidades como el intercambio de cuatro watusis por bienes e insumos para el centro. El funcionario también dijo que la investigación hasta el momento también descubrió que el exdirector intercambió con personas de otros estados, sin autorización del Ministerio del Ambiente, una cebra por tres ciervos rojos.

Las investigaciones continúan en el zoológico ya que se descubrieron otras irregularidades con animales como ovejas de Berbería, cabras pigmeas, yaguarundis, coyotes, reptiles, un halcón de cola roja y un guacamayo arlequín. Las sospechas surgieron a principios de este año cuando los vecinos informaron de la muerte de un ciervo que había sido rescatado de las calles después de ser atacado por perros. Todavía no se sabe si se iniciará algún proceso al respecto de alguno de estos incidentes.

Eventos como estos se ven en zoológicos de todo el mundo porque para la mayoría de los operadores de zoológicos los animales que mantienen son solo bienes que pueden tratarse como propiedad inanimada, y pueden exhibirse, intercambiarse o eliminarse como mejor les parezca. Los zoológicos mexicanos no son una excepción. 

Jordi Casamitjana
“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.