El 17 de octubre de 2023, la orca Moana murió a los 12 años en Marineland, el parque marino de Antibes, en el sur de Francia. Era una de las cuatro orcas que quedaban cautivas allí. En sus hogares oceánicos, las orcas macho pueden vivir hasta 50 años. Él nació en cautiverio y pasó toda su vida confinado en un pequeño tanque de hormigón, nadando en círculos interminables. Moana también se vio obligado a actuar ante visitantes durante más de una década antes de que su salud se deteriorara.

Moana fue la primera orca de Europa en nacer de inseminación artificial. Wikie, su madre de 22 años, todavía está en Marineland con otras dos orcas, Inouk, de 24 años, y Keijo, de 9. El mes pasado, la organización francesa de derechos de los animales One Voice solicitó un chequeo de salud para Moana e Inouk. Habían notado un comportamiento estereotipado anormal en ambas orcas (lo que es un signo de dificultades para hacer frente a la vida en cautiverio) y que Moana tenía heridas subdérmicas.

La oficina francesa del grupo animalista PETA dijo que se puso en contacto con Marineland varias veces para solicitar el traslado de estos animales a santuarios adecuados, organizó protestas en Antibes y lanzó campañas con celebridades en un intento de asegurar la liberación de las orcas. PETA US incluso compró acciones de la empresa matriz de Marineland, Parques Reunidos, para influir en la empresa.

Todavía hay muchas orcas en cautiverio en todo el mundo, y todas están sufriendo al verse obligadas a sobrevivir en tanques muy pequeños en comparación con las más de 100 millas de océano que nadarían en un día si estuvieran en la naturaleza, donde pertenecen. El 18 de agosto de 2023, la orca Tokitae (también conocida como Lolita) murió debido a una presunta afección renal en el tanque de orcas más pequeño del mundo en el Miami Seaquarium, Florida, EE. UU., lo que demuestra que los planes para trasladarla a un santuario junto al mar llegaron demasiado tarde.

Jordi Casamitjana
“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.