Wastea, una empresa turca, está reciclando los residuos del té y convirtiéndolos en cuero vegano y otros productos ecológicos. Hasta el 10% de todas las hojas de té cosechadas comercialmente eventualmente se convierten en desechos, primero de hojas, tallos y brotes desechados, y luego de procesamiento avanzado y procesamiento profundo, como concentrados de té, té instantáneo en polvo, nutracéuticos y otros extractos.

Watstea es una marca del Grupo Scays, con sede en Estambul, que se especializa en el desarrollo y la producción de materiales ecológicos. La mayoría de los residuos de té se vierten en vertederos o se incineran, pero ahora esta empresa los está utilizando para producir varios productos, incluido el cuero vegano. Turquía es el quinto mayor productor de té del mundo, por lo que habrá muchos residuos de té para reciclar. 

La empresa también ha desarrollado un nuevo material de construcción que utiliza residuos de té, llamado Wasment, que utiliza la parte de los residuos de té que no es adecuada para fabricar cuero vegano. 

Erdem Dogan, director general de Scays Group, dijo a STiR: “Nuestro objetivo es reemplazar los materiales de cuero, poliuretano y cloruro de polivinilo con nuestro producto Wastea para un futuro mejor para el medio ambiente y las generaciones futuras… El primer desarrollo se produjo hace casi cinco años, con el objetivo de crear una nueva generación sostenible de materiales que puedan adoptarse en todas las industrias y sustituir a los materiales anticuados que contaminan el medio ambiente y matan a los animales. Era muy importante para nosotros encontrar un residuo que no tuviera un ciclo de vida futuro y, en segundo lugar, encontrar una industria y plantas que fuera respetuosa con el medio ambiente. Descubrimos que los desechos de té de la planta de té Camellia sinensis son los más ecológicos”. 

Wastea ganó un premio de oro a la innovación de V-Label, el grupo de certificación suizo que opera la marca vegana y vegetariana líder en el mundo.

Al igual que esta empresa turca, una empresa de la India está produciendo una alternativa ecológica vegana al cuero sintético mediante el uso de frutos de mango. India es el mayor productor de mango del mundo, con una producción de 20 millones de toneladas al año. Actualmente, hasta el 40% de los mangos son abandonados en los campos porque no cumplen con los estándares regulatorios y de mercado, por lo que pueden ser utilizados para producir cuero falso.

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.