El partido político gobernante en Corea del Sur se ha comprometido a prohibir la venta de carne de perro en los próximos años mediante la presentación de un proyecto de ley este año para hacer cumplir la prohibición. El 17 de noviembre de 2023, Yu Eui-dong, jefe político del gobernante Partido del Poder Popular, dijo en una reunión con funcionarios del gobierno y activistas por los derechos de los animales: “Es hora de poner fin a los conflictos sociales y las controversias en torno al consumo de carne de perro mediante la promulgación de una ley especial para ponerle fin”. Con un probable apoyo bipartidista, se espera que el proyecto de ley navegue fácilmente a través del parlamento. La práctica tradicional coreana de comer perros ha sido cada vez más rechazada por las generaciones más jóvenes de coreanos.

Chung Hwang-keun, ministro de Agricultura, dijo en la reunión que el gobierno implementaría una prohibición rápidamente y proporcionaría el máximo apoyo posible para que aquellos en la industria de la carne de perro cierren sus negocios. La primera dama, Kim Keon Hee, ha criticado abiertamente el consumo de carne de perro y, junto con su esposo, el presidente Yoon Suk Yeol, adoptó a varios perros callejeros. La prohibición propuesta incluirá un período de gracia de tres años y apoyo financiero para las empresas de comercio de carne de perro.

Según datos del gobierno, hay alrededor de 1.150 granjas de perros reproductores en Corea del Sur, 34 mataderos, 219 empresas de distribución y unos 1.600 restaurantes que sirven carne de perro. Una encuesta de Gallup Korea de 2022 mostró que el 64% de los coreanos se oponía al consumo de carne de perro, y solo el 8% de los encuestados había comido perros en el último año, frente al 27% en 2015.

Humane Society International dijo en un comunicado: “Un sueño hecho realidad para todos los que hemos hecho campaña tan dura para poner fin a esta crueldad“. Desafortunadamente, no se han propuesto prohibiciones similares en los EE.UU., América Latina y Europa sobre el consumo de carne de cerdo, vaca, oveja o pollo, que son los animales que tradicionalmente se comen allí (y en mayor número), y que sufren tanto como los perros por carne en otros países. 

Jordi Casamitjana
“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.