El 28 de febrero del 2024, el Juez Cuarto de Distrito en materia Civil, Administrativa y de Trabajo en el Estado de Puebla, Mexico, resolvió suspender los espectáculos taurinos en todo el Estado. El Juez concedió las demandas de amparo a la asociación civil Protectores Animalistas de Zacatlán que fue representada en el juicio por la asociación Círculo de Amparo.

Sin embargo, es posible que el Congreso del Estado de Puebla o el Gobernador del Estado interpongan un recurso de revisión contra la sentencia dictada por el Juez y sea en la siguiente instancia judicial, ante los Magistrados del Tribunal Colegiado de Circuito en el Estado de Puebla, quienes confirmen o revoquen tal suspensión.  

En el primer juicio respecto al amparo indirecto 1455/2022, el Juez declaró inconstitucional el artículo 19 de la Ley de Bienestar Animal en el Estado de Puebla que permite las corridas de toros. Igualmente se resolvió el amparo 819/2023 donde se prohíben los espectáculos taurinos en la Plaza de Toros el Relicario, por lo cual ya no habrá corridas de toros para la feria de mayo de 2024.

David Maldonado, Presidente de la Asociación Circulo de Amparo, dijo, “Es una sentencia histórica en favor del medio ambiente sano y el bienestar animal, se demostró en el juicio que los espectáculos taurinos generan sufrimiento innecesario. La libertad no puede estar por encima de los animales” 

Esta es la primera vez que la prohibición de las corridas de toros se da en México a través de la vía judicial, ya que las otras se hicieron a través de leyes aprobadas por representantes de los congresos estatales. Por ejemplo, en 2022, el Congreso del estado mexicano de Sinaloa prohibió las corridas de toros. Después de Sonora, Guerrero, Coahuila y Quintana Roo, este fue el quinto estado de México que prohibió este horrible espectáculo donde los toros son torturados hasta la muerte.

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.