Poseidona, un empresa catalana de tecnología alimentaria sostenible, está utilizando algas marinas invasoras y flujos laterales de algas para hacer una alternativa a la proteína de soja. Las algas invasoras son un problema en todo el mundo y amenazan a los corales, lo que tiene un impacto en otras especies marinas. Ahora, se pueden eliminar y crear proteínas aptas para veganos a partir de ellas.

Sònia Hurtado vio el efecto que el alga Rugulopteryx okamurae ha tenido en el Mediterráneo desde 2015, cuando la contaminación se produjo en el sur de Francia y se extendió por todo el litoral hacia Cataluña. Conoció a María Cermeño, experta en extracción de proteínas a partir de materiales alimentarios circulares, y fundaron Poseidona en Barcelona.

La empresa utiliza hidrólisis enzimática y otras tecnologías patentadas para extraer y refinar la proteína de las algas. Hurtado le dijo a TechCrunch: “También tenemos un proyecto en curso que se ocupa específicamente de los organolépticos del producto, asegurando que no tenga ningún sabor a ‘algas estropeadas’ y que tenga un buen color. La mejor parte de usar los flujos laterales, además del costo bajo o nulo, es que ya están concentrados en proteínas. Pero al mismo tiempo es un reto garantizar que la proteína esté en buen estado y que la extraigamos toda correctamente”.

Cermeño tiene un doctorado en bioquímica de alimentos, y Hurtado cofundó Current Foods, anteriormente conocida como Kuleana, que elaboraba alternativas vegetales a mariscos y fue adquirida por Wicked Kitchen en 2023. Poseidona también tiene planes de utilizar otras especies de algas invasoras, como el sargazo, que está afectando al Océano Pacífico. Hurtado dijo: “Nuestro objetivo es poder utilizar una variedad de especies de macroalgas, utilizando nuestra metodología patentada, para desarrollar excelentes proteínas a un costo asequible que puedan competir con las principales proteínas de origen vegetal de la proteína de soja y guisante, que actualmente no tienen competencia en absoluto”. 

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.