En 24 de Abril de 2024, el senador Adolfo Gómez Hernández, del partido Movimiento Regeneración Nacional, realizó un ritual en la terraza del Piso 2 del Senado mexicano que incluyó la matanza de una gallina como sacrificio religioso de “Ofrenda por el Día de la Tierra”, en honor a Tláloc, Dios de la Lluvia.

En la capital de México, usar animales para celebrar ritos o tradiciones en las que se afecte su bienestar está prohibido, como lo dice el artículo 25, fracción XII de la Ley de protección a los animales de la Ciudad de México. También el Artículo 23 de la Ley Federal de Sanidad Animal dice lo siguiente: “El sacrificio humanitario de cualquier animal no destinado al consumo humano, sólo estará justificado si su bienestar está comprometido por el sufrimiento que le cause un accidente, enfermedad, incapacidad física o trastornos seniles, de ser posible previo dictamen de un médico veterinario, con excepción de aquellas especies animales que por cualquier causa, la Secretaría o las Secretarías de Salud o Medio Ambiente y Recursos Naturales, determinen como una amenaza para la salud animal o humana o para el medio ambiente”.  Según Wired.com, el senador Adolfo Gómez admitió que era consciente de violar la ley al sacrificar una gallina en el Senado.

Tras el evento, el Senado de la República se deslindó de los hechos, i dijo en un comunicado, “Estos hechos fueron llevados a cabo bajo la estricta responsabilidad individual del senador Adolfo Gómez Hernández, quien justificó la acción bajo el amparo de usos y costumbres de un grupo o comunidad indígena de la que manifestó su autoadscripción. La presidencia de la Mesa Directiva había comunicado previamente al mencionado senador la negativa expresa de autorizar el ingreso de cualquier tipo de animal al edificio, conforme a los protocolos de seguridad y protección civil vigentes”.

La organización de protección animal AnimaNaturalis anunció la presentación de una denuncia ante la Fiscalía de la Ciudad de México por maltrato animal. 

“Originally from Catalonia, but resident in the UK for several decades, Jordi is a vegan zoologist and author, who has been involved in different aspects of animal protection for many years. In addition to scientific research, he has worked mostly as an undercover investigator, animal welfare consultant, and animal protection campaigner. He has been an ethical vegan since 2002, and in 2020 he secured the legal protection of all ethical vegans in Great Britain from discrimination in a landmark employment tribunal case that was discussed all over the world. He is also the author of the book, ‘Ethical Vegan: a personal and political journey to change the world’.